miércoles, mayo 09, 2007

Sángrame


Sángrame,
libera a horcajadas tu saliva amarilla.

Esputaré la mórbida elegancia de tu risa,
el secreto a voces que hace gala de mi silencio.

Sángrame,
abandona la estructura percudida
que cuelga de esta soga.

La piel de otros se destiñe en mis manos.

Coagula, recogida de la mano de la prisa,
de rodillas, suplicando, pidiendo perdón.

Sángrame,
y aléjate.

1 comentario:

  1. muy bueno
    siemrpe paso a ver si tenemos algo nuevo...
    por lo visto tienes ahora enque distraerte
    jajaja

    saludos amigo!!!!!

    ResponderEliminar