martes, mayo 16, 2006

Vulnerables















- ¿Fui feliz?
- Claro que lo fui.
- ¿Hasta cuando fui feliz?
- Hasta que me di cuenta de que no lo era realmente,
que sólo tenía la idea de que lo era...

La felicidad me es extraña ahora.

Todos somos extraños,
la extrañeza es la revelación.

Estamos más propensos al daño,
el que no lo note solo vive como animal
durmiendo, comiendo, soñando.

Yo vivo alerta al daño,
pues su garra me rozó la piel tantas veces...

Somos vulnerables.
¿Quién puede negarlo?
La máscara, el simulacro, también son parte del daño.

No te engañes.

No comas de su mano.

5 comentarios:

  1. .... mirando la vida pasar..... mmmmmm!!!


    arkturo@msn.com

    ResponderEliminar
  2. La felicidad se te esquiva porque buscas en el lugar equivocado... y aquella sangre que desechas sería la ùnica que realmente romperia tus cadenas, pero si sigues comiendo desprecio no esperes botar flores

    Saludos amigo... y no seas tan duro con Dios lo único que èl hace es amarte

    ResponderEliminar
  3. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar