sábado, enero 21, 2006

Caída















Tengo miedo de caer solo... golpearme y sentir los achaques de la falta de caricias.
Tengo miedo al espanto de saber que el choque con las piedras destrozarán algo más que mi cara...
Tengo miedo, ¡No!... tengo pánico...

Es que me has faltado tanto tiempo.

Me encuentro adormecido por el olvido.
No quiero degollarme en el aire sin decir lo que siento.
Es que sin ti la vida cambia tan vertiginosamente que no puedo... no quiero.

Pero si estuvieras, si me dedicaras tu silencio nuevamente.
Si lloraras por mí... no para odiarme sino para llamarme como lo has hecho con tu llanto tantas veces...

Cambiaría todo lo que siento, cambiaría el universo en que me encuentro.

Te diría sin reparo que te quiero.
Te diría quiero tus manos... quiero tus brazos que me acojan...
Te diría quiero arrojarme al vacío...

¡A que caemos de la mano convertidos en espuma...! ¡A que me vuelvo de seda en la caída!

2 comentarios:

  1. uf nada k decir... todos hemos sentido esa caida libre sin respaldo.. caer y sentir k nadie estara para recogernos o simplemente hacer sentir k no estamos solo... ale nuevamente te felicito y de verdad k son pocos los k hacen catarcis de esta forma y de tal manera k gatillas n cosas en los k leesmos de verdad gracias

    ResponderEliminar