viernes, enero 20, 2006

Te Borro A Ti


Empecé por renunciar a mí mismo.

Probé la entrega servil, la obediencia absoluta, la humillación...

Me di a mí mismo y borré todo lo que algún día pensé para mi propia redención.

Cultivé tantos años el deseo reprimido de salir a la luz y recoger la energía del día... pero la noche a tu lado me dejó en penumbras.

Caí desnudo ante tus piernas esperando las migajas que tenías reservadas para mí y eso me hacía creer que era más que cualquiera pues tenía al menos lo que te sobraba. ¿Quién podía tener más de ti?

Fuiste un privilegio tantos años con tan poco...

Fuiste la esencia deteriorada de mi instinto de supervivencia.

Fuiste vida en un cementerio de ilusiones destrozadas por la guerra de mis años...

Empecé por renunciar a mí mismo y continué con renunciar a todo lo demás, menos a ti.


Hoy comprendo mi error...

¿Cómo ser feliz si me borraba a mí mismo? ¿quién podría disfrutar mi felicidad si no existía yo?

Me borré a mí, insensatamente.

Por eso hoy renuncio... y te borro a ti.

3 comentarios: