jueves, enero 05, 2006

La Triste Sangre Mía


Conquístame con tu silencio.

Que la nocturna humedad de tus labios me selle los ojos...

Que ni la orgullosa monotonía de este siglo sea capaz de inquietarme.

Así te quiero, en este minúsculo segundo espolvoreado, frágil y agonizante, breve y seguro como un sendero que te conduce a ninguna parte...

Así te amo, desde las más estrellada de las lágrimas hasta el desierto de tus manos recogidas como el mar...

Antes de partir déjame tu agua... para navegar por otros mares...

No quiera este tiempo que me ahogue en la triste sangre mía.

2 comentarios:

  1. Muy bonito!
    Estoy me enamorando por las cosas que escribes.
    Son cosas bonitas e que me tocan e me hacen pensar em cosas que se passaram comigo.
    Sique escribindo.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. la tristeza es parte de la vida..nacer... vivir...sobrevivir.... en un mundo en que nadie quiere pasar por ella.. todos aman la felicidad..éxito.. la cima.. Y quién No?¿,, si en nuestro subconciente..está el ser más..más que ayer...crecer...sin embargo...no todo se da tan fácil.. y a veces las pruebas y las tristezas que nos pone la vida.. son la forma en que nos forjamos como mejores personas... alguien dijo una vez..que el oro debe ser pasado por el crisol.. para ser probado..para saber que tipo y cuan bueno es...asi tambien nosotros.. lo malo lo consume el fuego...y la brillantez del metal preciado.. resplandece al final del camino...por el cual tuvo que pasar... Aún no te conozco... espero hacerlo..pero en el caso contrario... aiiiii se me olvidaba mi nombre...juanjose.bye

    ResponderEliminar