sábado, enero 07, 2006

Nadar

Me metí al agua contigo...

Soñaba cruzar con tus brazos y los míos la distancia que separaba nuestros mares...

Me sentí seguro en tus territorios submarinos.

Pensaba que respirar de tu boca me haría más cercano, seríamos más uno.

Pero olvidé lo turbulento de las aguas cuando oscurece el día... cuando la noche marina es un monstruo de tentáculos penetrantes...

Olvidé la espuma rabiosa del silencio; la marea en celo que jadea cuando duerme inquieta.

Olvidé que tus sueños no siempre son los míos; que puede que tus brazadas se orienten lejanas a mi brújula...

Olvidé que cuando más te necesito te me pierdes.

Ahogado por la espesa sal en mi garganta quise buscar tu aire y no lo hallaba...

Me metí al agua contigo queriendo salvarme de la soledad en que estoy sumido, pero olvidé tantas cosas...

Olvidé que hace falta más que amar...

Olvidé, además, que no sé nadar al ritmo de la marejada.

1 comentario:

  1. muy bonito, lo que escribiste es muy precioso, muy bonito!
    ja lo sabes que ahora siempre tendras mis opinones.
    e no te preocupes que cuando no me agradar algo que escribas tambien dejarei un comentario.
    pero hasta ahora tudo lo que escribiste me dejado encantada!

    Besos!

    ResponderEliminar