domingo, enero 08, 2006

Castigo


















Aprietame con fuerza, que sienta tu instinto morderme las ganas...

Salívame de a poco, aderézame con tu rabia...

Es verdad que con el paso de los años arrastré conmigo el deseo continuo de olvidarte... alimenté tu hastío... te aburrí las horas con mis bostezos de sobra...

Esperé dañarte la belleza que brotaba con violencia inusitada de tu boca, para decidir después que quería igual tus palabras, que necesitaba igual tus sonidos en mi oído...

Merezco que me muerdas las ganas... que me dejes deseoso de tenerte y me abandones hasta que te plazca... te esperaré igual...

Merezco tu castigo.

1 comentario: