martes, enero 10, 2006

Soy Lo Que Se Ve















El sol me muerde la boca en silencio...
Me lastima con su brillo irreverente y se ríe del dolor que me nace.
Efervescente, me limito a refrenar los gritos que quisiera escupirle a la cara, pero no hay caso... le ensucio igual.

Así y todo, iluso creo dañar su calor con el hielo de mi insulsa saliva.

Mas ¿quién soy yo en comparación?

No soy ni la mínima energía, ni el más remoto rayo de energía.

Ni siquiera estoy en potencia... soy lo que se ve.

Quisiera ser la roca que despedaza el color de su frente altanera... pero no alcanzo a ser ni el guijarro que enciende mi ira...

Soy lo que se ve... la cortina transparente de mis demonios arroja cenizas a un sol que no pretende oscurecer...

1 comentario: